Goma


La Gente
abril 6, 2011, 11:23 pm
Filed under: Jakoso, Nefasto, Opinión | Etiquetas:

A últimas fechas, me ha tocado vivir más de cerca con la gente. Y no que fuera un ermitaño escondido en una cueva, pero la verdad es que no soy una persona sociable, de esas que saludan a los demás en la calle con una sonrisa y que sin saber cómo ni por qué, caen bien. La cosa es que antes no tenía la necesidad de tratar con nadie más que con quien yo quería. Así de sencillo. No existía la necesidad de tener que relacionarme más allá de algunos compañeros de trabajo o algunos amigos de amigos que, en algunos casos, nunca volvía a ver.

Y la verdad, me entristece un poco esta situación, es poca la gente que es amable o racional en su trato, como hoy, que tuve que hablar con un contador de una empresota y me trató muy cordial, “Hola Pepe, ¿cómo te va, en qué te puedo ayudar”, “Pues fíjese que bla y bla y bla”, “Mira, la persona que lo ve no está, por favor regálame una llamada mañana y seguro lo arreglamos, ¿te parece?”, “Me parece contador, muchas gracias”, “Nombre, nada que agradecer”. Y se siente bien, les juro, se siente bien. Cuelgo con una pequeña sonrisa y fe. La mayor parte de los clientes con los que me toca trabajar son maleducados, algunos incluso groseros, pero sin manera de pedir las cosas, exigiendo, siempre enojados, siempre cagando a la gente, siempre amenazando, “¿ah no me hiciste este servicio en 10 minutos? Cancelo mi cuenta.” Y es bien desgastante. “¡Banco Ladrón! Mi cálculo de intereses sale 2.87 pesos inferior” “Mire señora, así está el calculo, compruebe, está correcto” “Pues no estoy de acuerdo, mejor hubiera abierto mi cuenta en tal lado”. Joder.

A mi favor, juega esa gran cualidad en mí de durar tres segundos enojado y después volver a la normalidad. Al final, pues no hay que tomarlo personal, lo entiendo, y trato de hablar menos con esas personas y ser lo más claro siempre, pero en mi trabajo tienen una costumbre fea, feísima para dar tiempos de respuesta: si un cliente dice: “quiero esto en dos semanas” mi empresa le dice “¡Nombre, lo tienes en una!” cuando el proceso es de tres. Y eso… caray, eso no está bien. ¿Qué persona racional lo hace? ¿Por qué lo hacen? No lo entiendo. Yo se que la educación va mucho más allá de el grado profesional, y ahora mucho más, conociendo personas con maestría que deciden irse de la oficina y dejar prendida su computadora “por que se tarda mucho en prender”. Les juro que es real. Prefieren gastar luz por 14 horas que esperar dos larguísimos minutos a que inicie su equipo. Y eso es algo que tampoco entiendo, de verdad, no puedo hilar el razonamiento de esas personas.

En estas semanas, unos compañeros de la prepa hicieron un grupo para organizar una reunión-reencuentro para celebrar los 10 años de que terminamos la prepa. Vale, organícenlo. Si bien es verdad que mis mejores amigos los conocí incluso desde antes de la prepa y cursamos esos tres gloriosos años juntos, con los demás compañeros nunca tuve una relación. No que me cayeran mal (bueno, algunos 25 sí me caían mal), pero tampoco los procuré en ese tiempo, ni en los 10 años que le siguieron y no tengo ni la más remota emoción por verlos. Morbo sí, ir a fisgonear, y saludar a los pocos que sí me daría gusto ver, pero sólo eso. Total, hicieron su grupo, manejado por la bolita “cul” de la prepa y empezaron a subir fotos, obviamente del grupito “cul” de la prepa. ¿Por qué no se juntan ellos y ya? En fin, el caso es que subieron algunas fotos de eventos escolares de aquellos entonces y por ahí alguna mujer escribía “¡Eso! Los del C siempre fuimos los mejores” y yo pensé: “han pasado 10 años desde que salimos y esta pobre ingrata no ha superado sus complejos preparatorianos.” What the fuck lady? ¿Estás tratando de hacer una reUNIÓN con TODOS los de la prepa y tienes las mismas actitudes gregarias que hace 10 años? No gracias, no tengo ganas de ir. Estudiamos en una buena prepa, la mayoría asistió a buenas universidades y todavía alguien escribió “manifiestence”, Dios santo. Aunque bueno, un consuelo me dio Agustín Fest, que no escribieron “manifiestenceN” y en verdad es un avance. Y tampoco esto lo entiendo.

No se, me parece que se ha ido perdiendo algo, algo crucial en la sociedad. No me atrevería a etiquetarlo, pero la verdad es que es algo que se siente, en la gente grosera, en quien no cede el paso, quien se queda en el paso peatonal, quien no recoge la caca de su perro (odio eso), quien va a una marcha para parar la violencia pero se fuma unos porros, en el afán de las corporaciones de culpar a sus empleados a la menor provocación. Ésto último me recordó algo que tampoco alcanzo a entender: estamos en el año 2011, DOSMIL ONCE, la tecnología ha crecido en 10 años más que en los pasados 100 y con todo esto los trabajadores trabajamos más. Tengo una amiga que una vez se fue “de vacaciones” pero se la pasó en su cuarto de hotel respondiendo correos en su Blackberry de la oficina y haciendo llamadas y arreglando cosas. Coño, llego el lunes y tengo correos del domingo. ¿Por qué? Y el que no quiere seguir este modelo, quien se niega, quien se aferra a SU VIDA, no encaja, no es suficiente, no merece. ¿Salir de la oficina a tus horas? Impensable. Será por que no tienes compromiso con la empresa, por que no te importan tus clientes. No conciben que alguien sea organizado. Y es bien pinche triste, en verdad.

Al final, con todo esto, después de conflictuarme y amargarme un poco cada día, me ayuda. Soy más tolerante, aunque en este post no se note. Ya no regaño a la gente, cada quien sus ideas, miserables y cortas, pero suyas al fin. Y como bien leí del Huevo hace unos días “tolerancia no significa aceptar o defender, sólo tolerar, nada más eso.”

Anuncios


Mala Onda
noviembre 9, 2009, 11:42 pm
Filed under: Amiguis, Jakoso | Etiquetas: , , ,

Estaba ocioseando por la más famosa red social del mundo, el Caralibro, cuando me di cuenta de que tenía agregadas personas en mi lista de amigos que no tenía ni la más remota idea de quién eran, que las había agregado sólo por que teníamos amigos en común. Decidí borrarlas y no fueron tantas, como 10 nada más.

En lo que estaba borrando vi a dos personas que me caen muy bien y con quienes he tenido siempre un cargo de consciencia que no me deja tranquilo. Majo y el Davit. Majo es una amiga que conocí por Ian, y que desde que la conozco ha estado muy metida en la danza y las artes. Dibuja increíble y la verdad es que la estimo aunque son pocas las veces que la he visto y pocas las que hemos platicado; recuerdo que recién comencé a andar con Jany, fuimos con ella por un café que desde entonces ha prometido repetirse, pero en casi 5 años no ha vuelto a pasar. Y tengo un cargo de consciencia por eso y por que me invita a sus presentaciones o a eventos en los que está metida (como el Cabaret Capricho) y nunca he ido. No es por falta de ganas, a veces lo olvidaba y a veces no podía; ha sido una combinación de un poco de distracción y un mucho de mala suerte. Acá en el trabajo hay un ejecutivo que SIEMPRE pasa por mi lugar cuando estoy hablando por teléfono. No me la vivo en el teléfono pero es curioso que sólamente pasa frente a mi cuando estoy sumergido en ello. Y me da pena, no quiero que piense que me la vivo hablando, ya me trae de bajada con que me traen cortito. Algo así pasa con Majo, casi siempre que me invita no puedo ir. Y no es pretexto, de verdad no lo es, es sólo que quiero sacar esta frustración que me da.

Con el Davit pasa lo mismo. A el lo conocí por el Alex y el Turok. Alex fue mi compañero en la primaria, de 2do a 5to año; después dejé de verlo hasta que entré a la universidad y en la clase de inglés su apellido me sonó familiar. Sí era el de la primaria. Turok estuvo conmigo en clase de redacción y hasta despupes de conocerlo por separado del Aletz, me enteré de que eran amigos de la prepa. Luego juntaron sus bandas y conocieron al Alfred que era amigo de los amigos de Laureano, quien era amigo de Miguel. Davit es el baterista de esa banda. Ellos tocaron una vez en mi cumpleaños, una vez en el de Jany y una vez en una posada organizada por el hermano de Jany. Tocan poca madre, de verdad me gusta mucho escucharlos tocar. Pero nunca he ido a algún toquín de ellos en un bar. Y pasa lo mismo, cuando hay toquín, no puedo ir. Y me siento mal, por que de verdad los estimo y no quiero que lleguen a pensar que solo los busco cuando quiero que toquen en un evento. Fueron una vez a mi despedida, cuando me fui a Cancún y la verdad los considero mis amigos, pero pues soy un amigo chafa que no va a verlos tocar.

Supongo que sí, soy mala onda…



Muse en Guadalajara
julio 21, 2008, 10:33 am
Filed under: Música, Mi México, Opinión | Etiquetas: , , , , , ,

Pues bien, ya leí dos que tres resñas del concierto, así que ahí va la mía, con mi experiencia.

Llegué a la 1:30 de la tarde a hacer fila. Teníamos boletos de platea y pensé que a esa hora iba a alcanzar un lugar envidiable en la hilera para entrar; eso y que a las 3:00 dela tarde hubo una firma de autógrafos en Centro Magno que pensé que atraería a los tempraneros y me dejaría un lugar mejor. Nada, llegué y ya había como 60 personas delante de mí. Lo malo, lo peor de eso, es que uno como conciertero frecuente sabe que esas 60 personas terminarán siendo, a la hora de la entrada definitiva, 120, cuando menos. Así que me resigné y me puse a escuchar música un ratín. Nos movieron cuatro veces: primero nos pegaron a las puertas del auditorio por que parecía que iba a llover y luego nos volvieron a sacar detrás de la valla. En ese segundo movimiento llegó Jany con mi lonche de frijoles y bistec y se unió a la espera. Eran las 5, mas o menos. Nos movieron por último al borde de la banqueta y luego fueron poniéndonos las pulseras de platea mientras estábamos ahí; al poco tiempo, nos dejaron pasar la valla sólo para hacer fila de nuevo a las puertas del recinto. A eso de las 7, nos dejaron pasar al auditorio.

Bien me había dicho Jany: vas a ver que va a haber muchos chilangos cuando llegues a hacer fila, por que de seguro se vienen de “excursión” y llegan temprano a hacer fila. Creo que era el único tapatío en la fila cuando llegué; había un grupito de unos 20 emo/indies que se resguardaban del sol bajo un árbol, pero que tenían “apartado” su lugar muy delante en la fila. Mientras esperábamos, socialicé con una pareja del DF que estaba delante de mí (NUNCA socializo, soy bien amargueitor) que ya los habían visto allá el año pasado y venían a repetir la dosis. Al final nos acompañaron a echar la cheve. Mi conclusión sobre la fila tempranera: no valió la pena. Ya más delante sabrán por que.

Entramos a las 7 al auditorio y nos tocó un lugar increíblemente bueno: justo frente al micrófono de Matt y a una persona de la valla de contención. Hasta eso que no estuvo TAN cansado, otras veces a la hora que empieza el concierto me siento bien molido, pero esta vez estuvo “bien”. Lo malo fue la gente. En verdad, he estado en muchos conciertos y esta vez en verdad me tocó la peor gente: en RATM, uno SABE que va a ser molido por el frenesí y la ira de los fanáticos alocados con los gritos de Zack de la Rocha; ví a Placebo hasta adelante sin sufrir un rasguño; en Kinky la loquera del baile y los brincos fueron los que nos aventaron para atrás, pero en Muse, lo que nos hizo desistir fue la mala vibra y lo culero de la gente que estaba ahí. Volviendo al relato, eran las 7, faltaban dos horas para que empezara el concierto y ya había gente queriendo meterse y empujando. Estábamos a UNA persona de la valla, ¿en serio creen que van a llegar más adelante? ¿en verdad piensan que van a alcanzar a tocar al wey que está tocando? No mamen. Había un morro con cara de idiota, muy alto, que estaba empujándome, pero yo soy más huevudo y lo estuve conteniendo durante dos horas. Un un punto si le dije: cabrón, todos venimos en buen pedo, todos queremos ver, neta, NO VAS A LLEGAR MÁS ADELANTE, agarra el pedo y disfruta de donde estás, estás alto, alcanzas a ver sin pedos. Primero el wey me dijo “si quieren estar agusto váyanse para atrás” y lo mande al carajo sin boleto de regreso, pero ya despuecito como que agarró el pedo y se medio calmó.

Apagaron las luces y nuestras costillas pagaron las consecuencias. Había un pendejillo gordo y greñudo detrás de mí que me pateaba por debajo y por encima me ponía su brazo estirado sostendiendo su cámara sin ceder un solo momento.

P A R E N T E S I S
En lo personal me hubiera ENCANTADO llevar mi cámara y tomar algunas fotos desde mi muy privilegiada ubicación, pero de eso a grabar TODO el concierto, pues no. Si voy a VER a un grupo, quiero VERLO, en vivo, a las personas, no chutármelo desde la pantalla de mi cámara. ¿Qué pedo con toda la horda de morros que estuvieron el viernes en el Telmex? Sí me dio algo de corajillo y entendí entonces a Björk cuando dijo que daba conciertos a personas y no aparatos.
C I E R R O P A R E N T E S I S

Ese pinche gordo me ponía el brazo en el cuello intentando hacerme a un lado para meterse aún más. “Huevos” pensé “de aquí no pasa el cabrón, por ogete mala copa”. Y me dediqué a pisarlo y patearlo y tirarle codazos y moverle el brazo para que no grabara, puto este. Al principio Jany estaba a un lado mío, pero tenía a un jirafón a su lado y a una gorda frenética detrás, así que la jalé delante de mi y me eché para atrás para protegerla un poco, pero yo contra 200 cabrones empujando… no aguanté mucho. Terminando New Born, Jany me dijo: “Quédate tú, neta, yo no aguanto más, me tengo que ir para atrás”. En medio micro segundo, pensé lo siguiente: “A ver, ya tocaron Map of The Problematique, Dead Star, Supermassive Blackhole y New Born y no las he cantado por que me están apretando las costillas y no tengo aliento y dificilmente puedo respirar. Coño, Dead Star es la que quería con ansia loca para gritar ‘you used to be everything to me…’ ahora sí que ‘I’m tired of the fighting’ fighting con esta pinche raza que no me deja disfrutar esto como debería” Y le dije que nos fuéramos los dos, que no estaba disfrutando y que necesitaba respirar. Nos fuimos (pero no le dejé lugar al puto gordo greludo, ¡JA!) y estuvimos en un lugar donde, ahora sí, pude brincar, RESPIRAR, gritar y cantar TODAS, TODAS las canciones que tocaron. No puedo decir mi favorita, la verdad es que TODAS me gustaron mucho, y con todas grité emocionado; sí puedo decir que la que menos me gusta es Soldier’s Poem, pero ver toooodos los celulares prendidos… estuvo increíble. Me encantó que improvisaran entre canciones y se echaran un palomazo, me encantó Time is Runing Out y todos coreando “Burry it, I won’t let you burry it…”, me encantó que brinqué como demente en Knights of Cydonia y me encantó TODO, el audio, la pantalla loca detrás de ellos y su presencia en el escenario; los tres sonreían y se poseían con sus instrumentos… Lo disfruté, a partir de la 5ta canción, absolutamente. Lo único malo musicalmente hablando, fue que duró MUUUY poquito, no me quejo de que no tocaran todas, eso se compensa con las que SI tocaron, pero en verdad, una hora y quince minutos fue una dosis muy medida para nuestros oidos ansiosos.

Dos cosas curiosas supe el sábado y domingo: en el Informador, salió la nota del concierto en la que decían que tocaron canciones como Dead Star, Time is Runing Out y Sunburn. ¡No tocaron Sunburn! (aunque me hubiera encantado que lo hicieran, junto con Unintended, snif) Si van a mandar a alguien a cubrir un concierto, MÍNIMO que conozca las canciones que van a tocar ¿no?. En el Mural, Jany me comentó que la nota decía: una noche llena de matices mexicanos, con una bandera en la batería (palomita), una trompeta mexicana (tache) y un trompetista vestido de mariachi (reprobados). Han de haber ido a otro concierto por que yo no vi ningún mariachi, y estaba hasta abajo. Sí salió un fulanito a tocar la trompeta por que hay canciones que llevan trompeta, no por que estuvieran en México y le pusieran trompeta “de mariachi” a sus canciones; el fulanito iba totalmente de negro, no de mariachi. Capaz que ni fueron y un mariguano borracho les pasó la nota.