Goma


La Gente
abril 6, 2011, 11:23 pm
Filed under: Jakoso, Nefasto, Opinión | Etiquetas:

A últimas fechas, me ha tocado vivir más de cerca con la gente. Y no que fuera un ermitaño escondido en una cueva, pero la verdad es que no soy una persona sociable, de esas que saludan a los demás en la calle con una sonrisa y que sin saber cómo ni por qué, caen bien. La cosa es que antes no tenía la necesidad de tratar con nadie más que con quien yo quería. Así de sencillo. No existía la necesidad de tener que relacionarme más allá de algunos compañeros de trabajo o algunos amigos de amigos que, en algunos casos, nunca volvía a ver.

Y la verdad, me entristece un poco esta situación, es poca la gente que es amable o racional en su trato, como hoy, que tuve que hablar con un contador de una empresota y me trató muy cordial, “Hola Pepe, ¿cómo te va, en qué te puedo ayudar”, “Pues fíjese que bla y bla y bla”, “Mira, la persona que lo ve no está, por favor regálame una llamada mañana y seguro lo arreglamos, ¿te parece?”, “Me parece contador, muchas gracias”, “Nombre, nada que agradecer”. Y se siente bien, les juro, se siente bien. Cuelgo con una pequeña sonrisa y fe. La mayor parte de los clientes con los que me toca trabajar son maleducados, algunos incluso groseros, pero sin manera de pedir las cosas, exigiendo, siempre enojados, siempre cagando a la gente, siempre amenazando, “¿ah no me hiciste este servicio en 10 minutos? Cancelo mi cuenta.” Y es bien desgastante. “¡Banco Ladrón! Mi cálculo de intereses sale 2.87 pesos inferior” “Mire señora, así está el calculo, compruebe, está correcto” “Pues no estoy de acuerdo, mejor hubiera abierto mi cuenta en tal lado”. Joder.

A mi favor, juega esa gran cualidad en mí de durar tres segundos enojado y después volver a la normalidad. Al final, pues no hay que tomarlo personal, lo entiendo, y trato de hablar menos con esas personas y ser lo más claro siempre, pero en mi trabajo tienen una costumbre fea, feísima para dar tiempos de respuesta: si un cliente dice: “quiero esto en dos semanas” mi empresa le dice “¡Nombre, lo tienes en una!” cuando el proceso es de tres. Y eso… caray, eso no está bien. ¿Qué persona racional lo hace? ¿Por qué lo hacen? No lo entiendo. Yo se que la educación va mucho más allá de el grado profesional, y ahora mucho más, conociendo personas con maestría que deciden irse de la oficina y dejar prendida su computadora “por que se tarda mucho en prender”. Les juro que es real. Prefieren gastar luz por 14 horas que esperar dos larguísimos minutos a que inicie su equipo. Y eso es algo que tampoco entiendo, de verdad, no puedo hilar el razonamiento de esas personas.

En estas semanas, unos compañeros de la prepa hicieron un grupo para organizar una reunión-reencuentro para celebrar los 10 años de que terminamos la prepa. Vale, organícenlo. Si bien es verdad que mis mejores amigos los conocí incluso desde antes de la prepa y cursamos esos tres gloriosos años juntos, con los demás compañeros nunca tuve una relación. No que me cayeran mal (bueno, algunos 25 sí me caían mal), pero tampoco los procuré en ese tiempo, ni en los 10 años que le siguieron y no tengo ni la más remota emoción por verlos. Morbo sí, ir a fisgonear, y saludar a los pocos que sí me daría gusto ver, pero sólo eso. Total, hicieron su grupo, manejado por la bolita “cul” de la prepa y empezaron a subir fotos, obviamente del grupito “cul” de la prepa. ¿Por qué no se juntan ellos y ya? En fin, el caso es que subieron algunas fotos de eventos escolares de aquellos entonces y por ahí alguna mujer escribía “¡Eso! Los del C siempre fuimos los mejores” y yo pensé: “han pasado 10 años desde que salimos y esta pobre ingrata no ha superado sus complejos preparatorianos.” What the fuck lady? ¿Estás tratando de hacer una reUNIÓN con TODOS los de la prepa y tienes las mismas actitudes gregarias que hace 10 años? No gracias, no tengo ganas de ir. Estudiamos en una buena prepa, la mayoría asistió a buenas universidades y todavía alguien escribió “manifiestence”, Dios santo. Aunque bueno, un consuelo me dio Agustín Fest, que no escribieron “manifiestenceN” y en verdad es un avance. Y tampoco esto lo entiendo.

No se, me parece que se ha ido perdiendo algo, algo crucial en la sociedad. No me atrevería a etiquetarlo, pero la verdad es que es algo que se siente, en la gente grosera, en quien no cede el paso, quien se queda en el paso peatonal, quien no recoge la caca de su perro (odio eso), quien va a una marcha para parar la violencia pero se fuma unos porros, en el afán de las corporaciones de culpar a sus empleados a la menor provocación. Ésto último me recordó algo que tampoco alcanzo a entender: estamos en el año 2011, DOSMIL ONCE, la tecnología ha crecido en 10 años más que en los pasados 100 y con todo esto los trabajadores trabajamos más. Tengo una amiga que una vez se fue “de vacaciones” pero se la pasó en su cuarto de hotel respondiendo correos en su Blackberry de la oficina y haciendo llamadas y arreglando cosas. Coño, llego el lunes y tengo correos del domingo. ¿Por qué? Y el que no quiere seguir este modelo, quien se niega, quien se aferra a SU VIDA, no encaja, no es suficiente, no merece. ¿Salir de la oficina a tus horas? Impensable. Será por que no tienes compromiso con la empresa, por que no te importan tus clientes. No conciben que alguien sea organizado. Y es bien pinche triste, en verdad.

Al final, con todo esto, después de conflictuarme y amargarme un poco cada día, me ayuda. Soy más tolerante, aunque en este post no se note. Ya no regaño a la gente, cada quien sus ideas, miserables y cortas, pero suyas al fin. Y como bien leí del Huevo hace unos días “tolerancia no significa aceptar o defender, sólo tolerar, nada más eso.”

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Jaka, te felicito, me gustaron las reflexiones sobre “la gente”; excepto por el calificativo final, sobre las ideas de la gente, en donde dices “Soy más tolerante, aunque en este post no se note. Ya no regaño a la gente, cada quien sus ideas, miserables y cortas…”. Pues creo que eso mismo abarcaría la tolerancia, entender que hay diferentes formas de pensar y actuar, ni mejores ni peores; resultado de una realidad y origen distinto al propio.
De ahí que yo complementaría tu lectura de hace unos días del Huevo…“tolerancia no significa aceptar, defender, ni juzgar, sólo tolerar, nada más eso.”
Un abrazo.

Comentario por Víctor Hugo Delgadillo




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: