Goma


Hace seis años
noviembre 12, 2010, 10:41 pm
Filed under: Escritos, Jakaninoso | Etiquetas: , , , ,

Fui a un concierto de Mago de Oz con Jany. No se que sea en estos días de Mago de Oz, supe que vinieron a Morelia y por ahí leí que también fueron a Querétaro y tocaron Fiesta Pagana dieciocho veces; pero esa vez que fuimos a verlos, fue digna de recordarse. La pasamos muy bien, recuerdo que estábamos con Tonchi, Yolanda, Alfo y Daniel y Alfo llevaba puestos unos colmillos de vampiro.

Hace seis años faltaban dos meses para que Jany fuera mi novia, pero sólo uno para que yo le dijera -o le hiciera saber, por que no le dije directamente- que quería que fuera “mi chica”. Ese día escribí un cuentillo, si puede llamarse así. Es mejor dicho una anécdota de lo que yo sentí estando ahí con ella. He de advertir que en ese entonces era una persona azotada, MUY azotada, lo verán ya casi al final del escrito, pero todo lo que está ahí escrito fue real. Así lo vivimos, y fue una pieza importante para llegar a donde estamos hoy, seis años después.

En ese entonces lo publiqué con password, no sé por qué, pero se los comparto. Sólo… no sean muy duros, era un chamacón azotado y enamorado, lo que, en cualquier circunstancia es una combinación melosamente explosiva.

Sólo para tus ojos

El murmullo ensordecedor de la música en su más armónico estallido me obligaba a acercar mis labios a tu oído: lo que en otra situación fuera un susurro era reemplazado ahora con un grito apenas audible. Sentí tus brazos ligeros pasar sobre mis hombros, apoyándote para no caer mientras escudriñabas las cabezas de enfrente en busca de un hueco por donde ver el escenario. Giré mi cabeza para ver tu rostro iluminado por las luces intermitentes del espectáculo, tus ojos brillaban con cada destello de luz, tu sonrisa ligera aceleró mis latidos y llegó como una advertencia ineludible en mi cerebro, obligándome a hacer el más grande acopìo de fuerza de voluntad para no besar tus labios. Tomé tu mano pequeña y fría y la coloqué sobre mi pecho. Sonreí para mis adentros y grité fúrico el pedazo de canción que recordaba, dejando el sentimiento en un lugar oscuro de mi subconsciente, a que espere el momento adecuado para regresar y que cuando lo haga, ninguna razón sea de peso para evitarlo. Pensando en tí, es como pasé la noche, como paso los días desde que éste sentimiento mora en mi pecho, luchando eternamente con una cada vez más insensible y dura razón, guardando una lágrima inútil, un reproche fuera de lugar, un abrazo y un beso injustos esclavizando a lo poco de corazón que queda y sin querer vas reviviendo día a día.
Abro los ojos y me encuentro rodeado de gente, los gritos y los aplausos hacen inminente el fin del espectáculo. Las estrellas y el corazón de aquellos hombres fueron y serán los únicos testigos de lo que pasó esa noche dentro de un corazón que se esfuerza por palpitar de nuevo.

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Iras! que gonito! :D
Me gusta me gusta!

Comentario por Jhocela

Azotado y todo, soy tu fan!!

Comentario por Ale

Me gusta

Inteeeeensoooo!!!!

Comentario por maus




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: