Goma


Y que me voy y que regreso
agosto 17, 2009, 10:38 pm
Filed under: Jakaninoso, Jakoso, Opinión | Etiquetas: , , ,

Me fui cuatro días sabrosos a Vallarta a vacacionar.

En resumen, el viaje estuvo mejor de lo que pensaba. La cosa fue que en un principio el plan era ir algunos y al final se agregaron algunos otros a quienes una parte no conocía y otra parte no me agradaba la idea de que fueran, pero al final los que no conocía resultaron agradables y quien no me agradaba mantuvo una prudente distancia y tuvimos un buen trato en los pocos momentos que convivimos. Además el nubarrón que yo veía no fue más que una llovizna ligera comparada con la tromba que esperaba sentir.

Después del mensaje críptico, puedo decir que fueron unas vacaciones para descansar, tranquilas. No salimos hasta altas horas de la madrugada, no me puse hasta mis manitas -alegrón sí, pero siempre en equilibrio- y no desperté después de las 10 ningún día. Y estuvo bien, la verdad es que yo necesitaba un descanso así. Lo malo, fue el ambiente familiar. Puros chiquillos en el hotel. Las actividades de la noche que, supuestamente, son para adultos, siempre estaban inundadas de chamacos irreverentes y desvelados animados por padres irresponsables que los mandaban por sus cheves. No que las actividades fueran la gran cosa, estaban bien y ya, pero como que con niños el entretenimiento es por 0.37. Por ejemplo, el jueves hubo Karaoke (lo que nunca he entendido del Karaoke es por qué las pistas son siempre con sintetizador chafa, por que no pueden ser los instrumentos originales, nomás isn voz) y la gran mayoría de cantores, fueron niños que escogían las canciones de Belinda, La Quinta Estación y así. Yo iba a cantar Praise You (y a hacer la coreografía) de Fatboy Slim o The Memory Remains de Metallica pero ya saben, soy bien sacatón, el sábado hubo karaoke de nuevo y guess what los mismos chamacos cantaron las mismas canciones. ¿por qué no los mandaron a dormir? misterio.

Lo que no faltó en los cuatro días: micheladas con clamato, delicia de grandes señores que nos armaba contra el calor asesino que hizo el viernes y sábado. La gran ausente: la música. Hubo ruido todo el tiempo, corridos en el bar (¿?) y electrónica (si así se le puede llamar) madreada en las “noches de disco”. Nada de rock; una vez en la alberca escuché “My Sacrifice” de Creed y ya, fue lo más parecido a música que se oyó en todo el viaje.

No me quemé mucho, ando un poco más moreno que de costumbre, pero sí me pegaron las curvas del regreso: bajé (y Jany también) amarillo y nauseabundo, casi con ganas de besar el suelo inmóvil. Concluyendo, fue un gran viaje, estuve muy agusto, descanse mucho y me la pasé contento y al lado de la novia. ¡Ya estamos planeando las siguientes!

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Pues lo bueno fue que lograste descansar. Creo que ya cuando uno se mete mucho en la vida laboral, llega un punto en el que anhela unas vacaiones relajadas, digo… claro que el desmadre no deja de gustarnos, pero luego uno necesita “vacacione” para descansar de las vaciones… (algo así).

¡Saludos Jaka! =)

Comentario por Kelly

Esaptamente así es! Descansar del desmadre es necesario también! =D

Comentario por Jaka




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: