Goma


Las FARC y los Conciertos

Hace unos días vi en el periódico, en la primer hoja de la sección de Espectáculos, que se realizaron un par de conciertos con el objetivo de lanzar un mensaje de paz a las FARC en un llamado a dejar las armas y “cambiarlas por rosas”.

Me imagino a un puñado de guerrilleros perdidos en medio de la selva reunidos frente a un televisor (¿?) con una jaula llena de rehenes detrás viendo el concierto que se transmitió por los canales públicos, viendo a Shakira con su blusita pacífica y a Ingrid Betancourt diciéndoles que se liberen ellos mismos por que son rehenes de su rencor y escuchando a Miguel Bosé y a Juanes diciéndoles lo malos que son pero lo buenos que serían si liberaran a toda esa pobre gente que sufre; me los imagino conmovidos hasta las lágrimas y abrazándose unos a otros “es verdad, somos unos tiranos asesinos irredentos, pero podemos cambiar, ¡VAMOS HERMANOS! entreguémonos a las autoridades” y liberan a todos los rehenes y hacen una rondalla tomados de las manos mientras corean “Pies Descalzos”.

¡OBVIO NO, CEROTES!

Pura publicidad. La gente atrofiada que va a esos conciertos piensa: “hay que buenos son estos artistas que se preocupan por un puño de gente que ni conocen y quieren convertir a esos guerrilleros y convencerlos de que aún existe el bien en sus corazones. Voy a comprar su disco.” Voilá, unos milloncitos más para las carteras de estos peleles, si idiotas no son. Ahora, que si estos artistas (Juanes, Miguel Bosé, Shakira, Carlos Vives y Fonseca ¿?)lo hacen por la pura buena onda, pues que cerotes también, por que 1) los guerrilleros no ven tele y 2) no escuchan jotadas como esa, sino pura machinería como el Delfín y la Amapolita de Arahuay. Lléven a esos vales a dar un concierto, sería más probable que DE MENOS el mensaje llegara, aunque igual se lo pasarían por la cola. Si yo fuera un rebelde con el cerbero lavado y lleno de odio hacia todo y convencido de que lo que estoy haciendo es lo correcto, dificilmente un cuarteto de peleles y una ex-rehen que solía torturar me van a hacer cambiar de opinión.

Esa “necesidad” que tenemos como sociedad de andar buscando mártires es patética. Ingrid Betancourt la libró, QUE BUENO, ya a chingar a su madre a París y que viva con sus hijos alejada de toda vida pública, que la dejen en paz, qué necesidad (y necedad) de andar por ahí lloriqueando y diciendo lo difícil que fue y que por favor, porfis, guerrilleros de Colombia, no sean malitos y dejen la lucha de toda su vida a cambio de un destino miserable en la cárcel más pútrida del continente ¿siiiii? Very unlikely

NO DEFIENDO EL MOVIMIENTO DE LAS FARC, aclarando. Tampoco estoy en contra de que se busque una solución a dicho conflicto que atrapa a miles de seres humanos que nada hicieron para merecer tan cruel y miserable existencia, sino nacer en una tierra turbulenta; lo que digo es que hay, DEBE HABER, soluciones menos pendejas que poner a cuatro puñetines a cantar y a pedir de favor que ya le paren.

Pero esa es mi muy humilde y personalísima opinión.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: