Goma


Paternidad: parte 1 de sabrá Dios cuántas.
mayo 3, 2016, 10:03 pm
Filed under: Escritos, Jakaninoso, Opinión

El viernes pasado nació mi hija Renata y ese día en la mañana y en los siguientes han pasado algunas cosas alrededor de su nacimiento que me han dejado reflexionando.

 

-o-

 

A las 9:30 de la mañana fuimos a la cita con el doctor. Yo pensaba que sería una cita como las otras y me regresaría a trabajar, pero cuando el doctor dijo: “ya está en trabajo de parto” no tuve cabeza para otra cosa que no fuera la emoción de conocer a Renata por fin. En su oficina, mientras Jany se cambiaba, el doctor me dijo: “ya no te regreses a trabajar hijo, quédate con tu mujercita. La familia es primero” y me dio unas palmadas en el dorso de la mano.

 

Sus palabras me tocaron profundamente. Siento que hoy en día poner a la familia primero desdibuja líneas finísimas entre responsabilidad en el trabajo y el tiempo que uno dedica a su familia. Nos dejamos el alma en el trabajo, pensando que lo hacemos por ellos: desdibujamos la línea y la trazamos unos pasitos más hacia la oficina. Es difícil, para mí, en esta etapa de mi vida pensar que efectivamente mi familia es primero. Y nació Renata, y la vi abrir sus ojos al mundo por primera vez, atravesándome el alma, llegando a lo más profundo de mi corazón. Desdibujo la línea y la coloco más cerca de casa. A la puerta. Al pie de su cuna incluso.

 

-o-

 

Llegamos al hospital a la 12:30 de la tarde, con contracciones cada 3 minutos y el corazón dando vuelcos con sentimientos nuevos e intensos. Mientras esperábamos que a Renata le llegara su hora de nacer, estuvimos en un cuarto con todo listo para recibirla y nos acompañaron una enfermera, una interna de medicina y la asistente del doctor, Nenita, a quien conocimos desde hacía unas 10 citas de seguimiento. Jany se agarraba del respaldo de plástico de una silla, estrujándolo, queriendo encontrar alivio a un dolor cuya única recompensa justa es la dicha de la maternidad. Nenita se acercó en silencio y le dijo que tal vez le ayudara pensar en dónde estaba, en un lugar bonito, donde todo estaba listo para ella y su hija, con personas que estaban pendientes de ella y acompañada de mí. “Piensa en todas las mujeres que están sufriendo igual que tú, ese dolor, ese bloqueo y esa desesperación, pero solas. Ofrece tu dolor por todas las mamás que están solas.”

 

Y yo pensé, y pienso, en ellas. No creo que exista un dolor semejante al del parto y es un dolor que sólo las mujeres pueden experimentar. Es como si Dios les cobrara con sangre y por adelantado la felicidad más grande de su vida, porque al nacer un hijo también nace una madre y todos estamos de acuerdo en que tenemos a la mejor mamá del mundo. Y es cierto. Todas son las mejores, todas nos han traído a este mundo. Me siento infinitamente agradecido con la vida por haber podido estar al lado de mi esposa cuando nació Renata, poderla ver nacer, abrir sus ojos y llorar, y ver la cara de Jany cuando la conoció y la tuvo en sus brazos. Es indescriptible, no hay palabras suficientes en este mundo que se acerquen a las emociones que viví en esos minutos. Y pensar que hay tantos motivos por los que una mujer pasa sola por todo esto me destruye el corazón. Motivos tristes, motivos egoístas, motivos prácticos; solo puedo pensar que si Renata llega a tener la enorme dicha de ser madre, no esté sola.

 

-o-

 

La abuelita de Jany  tiene 97 años y una mente lúcida que mantiene la mordacidad a pesar de que su cuerpo viene empequeñeciéndose desde hace tantos años. Se mantiene despierta, lista para platicar con quien está dispuesto, pero su cuerpo ya no le sigue el paso a su mente. Está en cama desde hace ya casi un año y cuando salimos del hospital, el sábado, le llevamos a presentar a Renata, su sexta bisnieta. Se puso muy contenta, se le acerco y la bendijo y entre lágrimas, antes de irnos, le dijo: “espero que tengas una buena vida”.

 

Creo que es el más bonito deseo que he escuchado en estos días. Tomé una foto, donde la señora se acerca a Renata para darle la bendición. Su deseo llega cargado de una emotividad especial, pues viene de quien ha tenido una vida, si no mala, extremadamente difícil. Una persona que ha luchado durante los 97 años de su vida, y que sacó adelante a su hija sola. Una persona que con un siglo de vida, encuentra una dicha especial en conocer a su sexta bisnieta. Deseo de todo corazón que mi hija tenga una buena vida, una excelente vida y creo que al menos la ha empezado bien: cuando nació, sonaba Come Together, de los Beatles, en la bocina de la sala de parto.



Efectos Reales de la Práctica del Yoga o el Reiki.
junio 14, 2013, 10:55 pm
Filed under: Campechano

(Lo vi en mi Facebook, compartido por una persona altamente Católica. Una disculpa por los errores de sintaxis y demás. Es una verdadera maravilla, vale la pena leerlo completo). 

Efectos reales de la práctica del Yoga o Reiki 

Un sacerdote indio explica por qué practicar el Yoga o el Reiki tiene efectos perniciosos en un cristiano 
Efectos reales de la práctica del Yoga o Reiki 
El Padre James Manjackal M.S.F.S es un conocido sacerdote católico que da la vuelta al mundo predicando en retiros, dirigiendo convenciones y servicios de sanación, dirigiendo Escuelas de Evangelización e iniciando misiones entre los musulmanes en el Golfo de Arabia. 
En 1989 fundó “Charis Bhavan”, el renombrado centro carismático de retiros en Kerala, siendo su director y superior durante 6 años. 
Siendo indio, del estado de Kerala, es un gran conocedor de las corrientes espirituales que nacen en Oriente, en especial el Yoga, la Nueva Era, el Reiki… y acaba de alertar en una conferencia que “Yoga y cristianismo son incompatibles”.
Por su interés, reproducimos la conferencia íntegra:
Indio y sacerdote católico
«Como cristiano católico nacido en el seno de una familia católica tradicional en Kerala, en la India, pero habiendo vivido entre hindúes; y ahora como religioso, sacerdote católico y predicador carismático en 60 países de los cinco continentes, creo que tengo algo que decir sobre los efectos perniciosos que tiene el yoga en la vida y en la espiritualidad cristiana.
»Sé que hay un interés creciente por el yoga en todo el mundo, incluso entre los cristianos y que también ese interés se extiende a otras prácticas esotéricas y de la Nueva Era como el Reiki, la reencarnación, la acupresión, la acupuntura, la sanación pránica o pranoterapia, la reflexiología, etc. métodos sobre los que el Vaticano ha prevenido y avisado en su documento “Jesucristo, portador del agua de la vida”.
Confusión sobre el Yoga
»Para algunos el Yoga es un medio de relajación y de alivio de la tensión, para otros es un ejercicio que promueve la salud y el estar en forma y, para una minoría, es un medio para la curación de enfermedades.
»En la mente del católico medio, ya sea laico o del clero, hay mucha confusión pues el Yoga según se promueve entre los católicos no es exclusivamente ni una disciplina relacionada con la salud ni una disciplina espiritual sino que unas veces es una cosa, otras veces la otra, y frecuentemente una mezcla de las dos.
»Pero el hecho es que el Yoga es principalmente una disciplina espiritual y sé que incluso hay sacerdotes y hermanas en seminarios y noviciados que aconsejan el Yoga como una ayuda para la meditación y para la oración. 

»Es triste que hoy en día, muchos católicos estén perdiendo la confianza en las grandes prácticas espirituales y místicas para la oración y la disciplina que recibieron de grandes santos como Ignacio de Loyola, Francisco de Asís, Francisco de Sales, Santa Teresa de Avila, etc. y ahora sigan a espiritualidades y místicas orientales que provienen del Hinduismo y del Budismo.
»A este respecto, un cristiano sincero debería informarse sobre la compatibilidad del Yoga con la espiritualidad cristiana y sobre la conveniencia de incorporar sus técnicas en la oración y en la meditación cristianas.
Yoga es una unión con una divinidad impersonal
»¿Qué es el Yoga? La palabra Yoga significa “unión”, el objetivo del Yoga es unir el yo transitorio (temporal), “JIVA” con el (yo eterno) infinito “BRAHMAN”, el concepto hindú de Dios. Este Dios no es un Dios personal, sino que es una sustancia impersonal espiritual que es uno con la naturaleza y el comos.
»Brahman es una sustancia impersonal y divina que “impregna, envuelve y subyacente en todo”. El Yoga tiene sus raíces en los Upanishads hindúes que son anteriores al año 1000 a.C., y dice sobre el Yoga que “une la luz dentro de ti con la luz de Brahman”.
»”Lo absoluto está en uno mismo” dicen los Upanishads Chandogya, “TAT TUAM ASI” o “ESO ERES TÚ”. Lo Divino habita dentro de cada uno a través de Su representante microcósmico – el yo individual- llamado Jiva.
»En el Bhagavad Gita, el señor Krishna describe el Jiva como “mi propia parte eterna”, y afirma que “la alegría del yoga le llega al yogi que es uno con Brahman”.
Las ocho vías del Yoga
En el año 150 a.C, el yogi Patanjali explicó las ocho vías que guían las prácticas del Yoga desde la ignorancia a la iluminación. Las ocho vías son como una escalera. Son:
– autocontrol (yama)
– práctica religiosa (niyama)
– posturas (asana)
– ejercicios de respiración (pranayama)
– control de los sentidos (pratyahara)
– concentración (dharana)
– contemplación profunda (dhyana)
– iluminación (samadhi).

»Aquí es interesante observar que las posturas y los ejercicios de respiración, que frecuentemente son considerados en occidente como todo el Yoga, son los pasos 3 y 4 hacia la unión con Brahman.
El Yoga es una disciplina espiritual
»El Yoga no es sólo un sistema elaborado de posturas y de ejercicios físicos, es una disciplina espiritual que pregona llevar el alma al samadhi, a la unión total con el ser divino. El samadhi es el estado en el que lo natural y lo divino se convierten en uno, el hombre y Dios llegan a ser uno sin ninguna diferencia. (Brad Scott: ¿Ejercicio o práctica religiosa? Yoga: Lo que el profesor nunca le enseñó en una clase de Hatha Yoga” en el Watchman Expositor Vol. 18, No. 2, 2001).
Cuando te citan la Biblia en clave panteísta
»Este enfoque del Yoga es radicalmente contrario al Cristianismo, en donde claramente hay una distinción entre Creador y criatura, entre Dios y hombre. En el Cristianismo, Dios es el “Otro” y nunca “el mismo”.
»Es triste que algunos promotores del Yoga, Reiki o de otras disciplinas o meditaciones distorsionen algunas citas de la Biblia al citarlas aisladas para corroborar sus argumentos tales como: “sois templo de Dios” “el agua viva fluye en ti”, “estaréis en Mi y Yo estaré en vosotros” “ya no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mi” etc. sin entender el contexto ni el significado de estas palabras de la Biblia.
»Hay gente que retrata a Jesús incluso como a un yogui como actualmente podemos ver en imágenes de Jesús en conventos, capillas y presbiterios – ¡Jesús está representado en posturas de meditación de yogui!”.
»Decir que Jesús es “un yogui” es denegar Su divinidad, santidad y perfección intrínseca e insinúa que Él tenía una naturaleza imperfecta sujeta a la ignorancia y a la ilusión (Maya), y que necesitó ser liberado de su condición humana mediante la práctica y la disciplina del yoga.
El Yoga es panteísta
»El yoga es incompatible con la espiritualidad cristiana porque es panteísta (al decir “Dios es todo y todo es Dios”), y sostiene que existe una realidad única y todo lo demás es ilusión o Maya. Si sólo existe una realidad y todo lo demás es ilusorio, no puede haber ninguna relación ni amor.
»El Centro de la fe Cristiana es la fe en la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas en un solo Dios, el modelo perfecto de relación amorosa. El Cristianismo es todo sobre relaciones con Dios y entre los hombres. “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón con toda tu alma y toda tu mente. Este es el principal y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás al prójimo como a ti mismo” (Mt 22: 37-39).

No hay distinción entre bien y mal
»En el Hinduísmo, el bien y el mal, lo mismo que el dolor y el placer son ilusorios (Maya) y por lo tanto irreales. Vivekananda, el icono más respetado del Hinduismo moderno, decía: “el bien y el mal son uno y lo mismo” (Vivekananda. “The yogas and other Works”, publicado por Ramakrishna Vivekananda Centre NY, 1953). En el Cristianismo, la cuestión controvertida del pecado como una ofensa contra la Santidad de Dios es inseparable para nuestra fe, porque el pecado es la razón por la que necesitamos un Salvador. La Encarnación, la Vida, la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesús son para nosotros medios de salvación, es decir, para liberarnos del pecado y de sus consecuencias. No podemos ignorar esta diferencia fundamental a la hora de absorber en la Espiritualidad Cristiana al Yoga y a otras técnicas de meditación orientales.
Una práctica pagana
»En el mejor de los casos el Yoga es una práctica pagana y en el peor es una práctica oculta.
Esta es la religión del anticristo (el hombre que se hace Dios) y por primera vez en la historia está siendo practicada frenéticamente en el mundo occidental y en América.
»Es ridículo que maestros de Yoga lleven incluso una cruz o algún símbolo cristiano, engañan a la gente diciendo que el Yoga no tiene nada que ver con el Hinduismo y dicen que es sólo cuestión de aceptar a otras culturas. Otros han intentado enmascarar al Yoga con apelativos cristianos denominándole “Yoga Cristiano”.
»Esta no es una cuestión de aceptar la cultura de otro pueblo, es una cuestión de aceptar otra religión que es irrelevante para nuestra religión y de conceptos religiosos.
Extendido en Occidente
»Es una pena que el Yoga se haya expandido tan frenéticamente desde los jardines de infancia hasta todo tipo de instituciones de medicina, psicología etc. llamándose a si mismo ciencia cuando no lo es en absoluto; y se está vendiendo bajo la etiqueta de “terapia de relajación”, “auto-hipnosis”, “visualización creativa”,”centering”, etc.
»El Hatha Yoga, está ampliamente difundido en Europa y en América como método de relajación y como ejercicio no agotador, es uno de los seis sistemas reconocidos del Hinduismo ortodoxo, en su es origen religioso y místico, y es la forma más peligrosa de Yoga (Dave Hunt, “the seduction of Christianity” página 110).
»Recordad las palabras de San Pablo: “No os maravilléis, pues también Satanás se disfraza de ángel de luz” (II Cor 11: 14). Es cierto que mucha gente se ha sanado por medio del Yoga y de otras formas orientales de meditación y oración. Aquí es donde los cristianos deberían preguntarse a sí mismos si necesitan una sanación y beneficios materiales o a su Dios, Jesucristo en el que creen, y Quién es la fuente de todas las sanaciones y de la buena salud.

El deseo de ser Dios
»El deseo de llegar a ser Dios es el primer y el segundo pecado en la historia de la creación según está registrado cronológicamente en las Biblia: “Te decías en tu corazón: El cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono; en el monte de la asamblea me sentaré, en lo último del norte. Subiré a las alturas de las nubes, seré igual que el altísimo” (Is 14: 13-14). La serpiente le dijo a la mujer: “¡No, no moriréis! Antes bien, Dios sabe que en el momento en que comáis se abrirán vuestros ojos y seréis como dioses conocedores del bien y del mal” (Gen 3: 4-5).
»La filosofía y la práctica del Yoga están basados en la creencia de que el hombre y Dios son uno. Se enseña a poner el énfasis en uno mismo en lugar de en el Único y Verdadero Dios. Se anima a los que participan a buscar las respuestas a los problemas y cuestiones de la vida en su mente y en su conciencia en vez de buscar soluciones en la Palabra de Dios a través del Espíritu Santo, como sucede en el cristianismo. Se deja a uno, sin lugar a duda, expuesto al engaño del enemigo de Dios que busca víctimas a las que pueda arrancar de Dios y de la Iglesia (IPed 5: .
Una Europa avergonzada de sí misma
»En los últimos ocho años, he predicado la palabra de Dios principalmente en los países europeos que en tiempos fueron la cuna del cristianismo, y de donde salieron evangelizadores y misioneros, mártires y santos.
¿Podemos llamar a Europa cristiana ahora? ¿No es cierto que Europa ha borrado de su vida todos sus valores y conceptos cristianos? ¿Por qué se avergüenza Europa de reconocer sus raíces cristianas? ¿Dónde están los valores morales y la ética que desde hace siglos se practicaban en Europa y que fueron llevados a otras civilizaciones y culturas a través de la proclamación valiente del Evangelio de Cristo? ¡Por sus frutos conoceréis el árbol!.
»Yo creo que estas dudas y confusiones, la apostasía e infidelidad, la frialdad religiosa y la indiferencia han llegado a Europa a partir de que fueron introducidos en Occidente la mística y las meditaciones orientales, las prácticas esotéricas y las de la Nueva Era.
Del yoga a lo demoníaco 
»En mis retiros carismáticos, la mayoría de los participantes vienen con diferentes problemas morales, espirituales, físicos o psíquicos para ser liberados y sanados y para recibir una nueva vida mediante la fuerza del Espíritu Santo.
»Con toda la sinceridad de mi corazón, puedo decir que entre el 80% y el 90% de los participantes han estado en el Yoga, el Reiki, la reencarnación, etc. que son prácticas religiosas orientales. Allí han perdido la fe en Jesucristo y en la Iglesia.
»En Croacia, Bosnia, Alemania, Austria e Italia he tenido casos claros en los que individuos poseídos por el poder de la oscuridad gritaban “Yo soy Reiki”, “Yo soy el Sr. Yoga”. Ellos mismos se identificaban a estos conceptos como si fueran personas mientras yo dirigía una oración de sanación por ellos. Posteriormente tuve que hacer una oración de liberación sobre ellos para liberarles de la posesión del maligno.

¿No hay nada malo en el Yoga?
»Hay personas que dicen: “No hay nada de malo en la práctica de estos ejercicios, basta con no creer en la filosofía que hay detrás”. Sin embargo los promotores del Yoga, Reiki, etc, afirman claramente que la filosofía y la práctica son inseparables.
Un cristiano no puede aceptar el Yoga
»Por eso un cristiano no puede en ningún caso aceptar la filosofía y la práctica del yoga, ya que el Cristianismo y el Yoga son dos puntos de vista que se excluyen mutuamente. El Cristianismo ve al pecado como el principal problema del hombre, lo considera como un fracaso a la hora de ajustarse tanto a los estándares como al carácter de un Dios moralmente perfecto. El hombre está distanciado de Dios y necesita la reconciliación.
Cristo es la solución para el hombre
»La solución es Jesucristo “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” . Por la muerte de Jesús en la cruz, Dios ha reconciliado consigo al mundo. Ahora llama a los hombres a recibir en libertad todos los frutos de su salvación sólo a través de la fe en Cristo.
»A diferencia del Yoga, el Cristianismo ve la redención como un regalo gratuito que sólo puede ser recibido y nunca ganado o alcanzado a través del propio esfuerzo o con obras.
»Lo que se necesita hoy en Europa y en muchos sitios es la proclamación enérgica del mensaje de Cristo que viene de la Biblia y que es interpretado por la Iglesia para evitar dudas y confusiones que se difunden en Occidente entre muchos cristianos, y llevarles al Camino, la Verdad y la Vida: Jesucristo. Sólo la verdad puede hacernos libres».



4:40
octubre 31, 2012, 10:56 pm
Filed under: Escritos

Las cuatro noches pasadas desperté a las 4:40 AM. Exactas. Ayer dormí con la cabeza apuntando hacia la puerta de la recámara, cuando siempre duermo al revés, con la cabeza apuntando al lado contrario. Me desperté desorientado, no encontraba mi celular para ver la hora. 4:40. Dejé el celular al lado y me dejé caer de nuevo en la cama, apenas en el colchón, casi me caigo, todavía confundido con el cambio de posición.

La respiración a mi lado era serena, profunda. Puse mi pierna sobre las suyas, por encima de las cobijas y fui regresando al sueño. El primer día también despertó a las 4:40. “¿Qué pasó?” Me dijo. Nada. Sólo desperté, eso pasó. “Sabe, quería ver la hora” le dije. “¿Y qué hora es?”, “4:40”. Todavía faltaba una hora y treinta y cinco minutos para despertar. Despertar, ponerme la sudadera, pasar al baño, sacar al perro, planchar camisa, ducha, vestirme. Dormir. “¿Ya te dormiste?” Preguntó. Sí. Estoy dormido, sí escuché, pero estoy dormido, mis labios no se mueven.

El segundo día se levantó. Estaba despierto, eran las 4:40 y se levantó. Me quedé dormido antes de que volviera. Creo que tomó un vaso de agua y se quedó mirando la oscuridad de la casa en la madrugada. No se cuanto tiempo la esperé a que volviera, tal vez fueron unos segundos. Me quedé dormido antes de que volviera, con la hora bajo los párpados.

El tercer día, vi la hora, las 4:40 y me acosté boca arriba. Suspiré. Sentí su brazo sobre mi pecho. Quise ver su rostro en la oscuridad. Cerré los ojos con fuerza, pero no logré vencerla. Toqué su rostro, lentamente hasta sentir sus labios. Sonrió. Al menos eso sentí. Tal vez era mi propia sonrisa. Tomé su mano y volví a la noche sin sueños.

Nuevamente las 4:40. Creo que ya se acostumbró a mis despertares de madrugada, ayer no se movió, no hizo ningún gesto ni pregunta. Me cuesta trabajo volver a dormir. 4:41. Habría jurado que transcurrieron diez minutos. El tiempo se hace más pesado en la madrugada. No tengo sueño, pero cierro los ojos para invocarlo. Pienso en lo extraño que resulta despertar diario a las 4:40. Recuerdo que alguien me comentó sobre una película en la que unos seres raptaban a las personas, pero era a las 3:00 de la mañana. ¿3:33?. Lo que sea, estoy en mi cama. Siento la cobija sobre mis pies. Nunca me cobijo del todo, el calor me desespera, solamente cubro mis pies que se ponen fríos justo antes del amanecer. No hay respiración. Busco su rostro con mis manos. No está. Miro hacia la puerta del baño, pero no hay luz debajo, ni sonidos dentro. No siento nada, sólo el sueño que va regresando poco a poco. Bostezo. 4:40 de nuevo. No me parece extraño. Vuelvo a dormir.

Suena la alarma y alguien la apaga por mi. “Ya es hora” me dice. Me levanto, me pongo una sudadera y paso al baño. “¿A donde te fuiste anoche?” pregunta. “¿A qué hora?”, “4:40”, “No se”. No dice nada más. “Pensé que habías ido por agua, te esperé, pero me quedé dormida antes de que volvieras. Tal vez fueron solo unos segundos. Tenía mucho sueño.”

Por alguna razón, no me pareció extraño. Le di un beso y salí con el perro, con la hora bajo los párpados y la noche aún en el cielo.



Street Sk8er
marzo 6, 2012, 7:03 pm
Filed under: Jakoso | Etiquetas:

Acabo de terminar de escuchar Monster Truck de Plastilina Mosh en el radio.

Además de que es una canción que me gusta mucho, me trae buenos recuerdos. En mi casa, mis papás no consideraban adecuado que sus hijos jugaran videojuegos, así que en ese tema, al menos yo y mi hermano que sigue fumos late adopted. Yo tuve un videojuego propio hasta 2001, cuando mis compañeros normales de la prepa (ya estaba yo en la prepa, a mis 15 años) tenían jugando NES desde hacía ya unos años más. Conozco los grandes juegos del NES e incluso he jugado algunos pocos, pero jamás en mi vida terminé ninguno de ellos. El primer juego que terminé en mi vida fue el Legend of Zelda: Ocarina Of Time, en nuestra primer consola, un N64.

Algún tiempo después, mi hermano Poncho (En orden de edades: yo, Paco, Poncho, Adrián y Tere) comenzó a desarrollar su vicio de tener muchas consolas y jugar mucho y bajar emuladores y demás, poniéndose al corriente con los gamers que comenzaron desde antes de que él naciera y compró un Play Station, el cuadrado, grande y feo Play Station. Dos juegos recuerdo de esa consola, uno es el glorioso Final Fantasy VII que entra en la selecta lista de juegos que sí terminé y el Street Sk8er, que jugaba una y otra vez por que, en una pista, sonaba Monster Truck.

Cabe señalar que no recordaba el nombre deljuego, pero la magia del internet me lo dijo después de buscar PS1 skate games + plastilina mosh. Y ah, que buen recuerdo. No era la gran cosa, de hecho, estaba medio gacho y el modo de juego era mucho más simple que los posteriores Tony Hawk y demás juegos de patinetas. Pero yo me divertía mucho. Jamás en mi vida anduve en patineta, pero me gustaba imaginarme, escuchando Monster Truck por las calles.



La Vida
noviembre 25, 2011, 5:14 pm
Filed under: Jakaninoso

La pregunta que más recurrentemente me han hecho en este último mes y diecisiete días ha sido ¿qué se siente estar casado?” y el hecho de que me hayan estado preguntando incansablemente me ha provocado reflexionar profundamente en la respuesta, no por que sea difícil en sí responder, sino explicar adecuadamente el sentimiento básico del estar casado.

Las primeras veces contestaba sencillamente, “se siente bien padre estar casado”, “estoy muy feliz, en la etapa más feliz de mi vida”, “me siento pleno” y eso bastaba para la gran mayoría de las personas; es extraño, creo que todas las personas que preguntan saben que la respuesta irá siempre en esa línea (nadie va a responder “pues de la chingada esto del matrimonio, ¡sálvame!”), pero aún así preguntan y se sienten felices y satisfechos de escuchar la respuesta que ya saben que van a darles. Un amigo fue más allá y me preguntó por qué, ¿por qué es padre, por qué te sientes feliz y pleno con el matrimonio” y mi respuesta, aunque fue sincera y sostenga que es una muy buena razón, fue un poco superficial. La vida juntos es maravillosa y son los pequeños detalles cotidianos lo que me hacen sentirme así de feliz, el despertar juntos, besarla por las mañanas, ir al súper y discutir sobre las marcas de pan que vamos a comprar, despertarme a hacerle su café, ver una película juntos, todas esas cosas son maravillosas estando con ella. Pero hubo quienes iban más allá y todavía esa respuesta, aunque cierta y melosa, no les parecía suficiente frente al argumento de que se podía vivir junto con una pareja y vivir esos momentos, sin estar casado. Y ahí comenzó la verdadera reflexión.

Es cierto, cualquiera puede vivir eso sin casarse, pero ¿qué es casarse? ¿ir a la iglesia a que un padre regañón te diga que estás casado? ¿firmar un papel en presencia de un notario? Sí y sí, pero no es lo más importante. Te casas con la persona, independientemente del método que escojas para hacerlo, por que tienes un compromiso personal y voluntario de desarrollar un plan de vida junto a tu pareja; vivir juntos, cuando se hace por una decisión mutua y libre, es estar casado. Creo que la médula del matrimonio es el compromiso, a la luz de la propia relación en que se vive, sea la más patológica e irracional o la más cliché y melosa, y también en el amor, pero visto más allá del estereotipo empalagoso de las canciones y las películas; visto como una decisión. Hablando de compromiso, si uno tiene una relación abierta y liberal en la que “no importa que tengamos amantes por que nos amamos y vamos más allá”, y deciden bajo la muy particular estructura de su relación vivir juntos y compartir su vida, creo que se puede hacer funcionar el matrimonio, conociendo ambos las reglas de su relación y haciéndolas propias; por otro lado, cuando se vive en una relación en la que están juntos por cualquier tipo de compromiso, atadura, o hay cosas que muy dentro de tu ser no aceptas de ninguna manera, no se puede sostener un matrimonio, de ninguna manera. En cuanto al amor, la cosa es bastante más simple de lo que parece: uno sí decide amar. Lo decides día con día y no tiene que ser estar pensando en todo momento en corazones y praderas cálidas y ositos de peluche, el amor es aceptación y comunión; la felicidad está en el amor que das y no en el que recibes, en ceder y no en exigir.

Algunos escogemos la manera normal de casarnos. Hace poco alguien me dijo que es exactamente igual de difícil hacer las cosas bien que hacerlas mal, refieriéndose a que es exactemente igual de difícil juntarse nomás que casarse bajo los cánones aceptados en tu comunidad. Es cierto. Pero si uno ama a su pareja y está comprometido con ella, qué más da si tiene un matrimonio católico, hindú o druida, el chiste es demostrarle día a día a la persona que amamos precisamente eso, que la amamos y que el compromiso que tenemos es el de compartir la felicidad, la alegría, la presión, los malos ratos. Compartir la vida, completa.

¿Qué se siente estar casado? Es increíble. Como decisión, es la mejor que hecho. Como compromiso, el más importante. Y mi vida está completa, por que ahora tengo a alguien con quien decidí compartir todo, una esposa a la que amo, respeto y admiro y esa sensación de saber que todo esto es nuestra vida, en verdad me hace sentirme muy, MUY feliz.



Boda
agosto 8, 2011, 10:21 pm
Filed under: Jakaninoso

Faltan dos meses para casarme con Jany.

 

Y me siento muy feliz, emocionado, de verdad que ya quiero que sea el día de la boda por que me imagino mi cara, mi expresión de alegría incontenible y contagiosa. Y su sonrisa. Veo clarito su sonrisa, esa de la que me enamoré hace muchos años, caminando hacia mí.

 

Algunos me han preguntado si estoy nervioso. Y no, en absoluto. Creo que hemos hecho bien las cosas, Jany y yo. Recién van saliendo alunas dificultades, pero nada que nos quite el sueño. Hemos sido muy precavidos y muchas cosas las hemos visto con mucho tiempo antes. Cada que voy a Guadalajara es correr de aquí para allá, pero lo disfruto. No sé, pero de acuerdo a lo que me han enseñado las películas, el papel del hombre próximo a casarse es decir “sí amor, está bien ese color”, “ok amor, te deposito el dinero para las flores” y “el que tú escojas está bien”. Yo no, a mi me emociona ver todos los detalles, y si pudiera, iría a ver el vestido con Jany y aplaudiría y me emocionaría también, pero pues no puedo :( La cosa es que de verdad, he disfrutado mucho todo esto de la planeación y de armar el evento. Estoy seguro de que la vamos a pasar muy felices todos ese día.

 

Y después, ya casados, uf, ya quiero dejar de imaginar para vivirlo. Casi diario me despierto pensando que ya pronto ella va a estar a mi lado. Y que la voy a despertar con un besito. “Voy a sacar a Cenobio” le voy a decir y será la señal para empezar el día. Me imagino los fines de semana, algunos en casa viendo una película acurrucados, otros yendo a conocer la ciudad, otros de visita con nuestros amigos en diferentes lados. Pero sobre todo, me canso que nos imagino muy felices. Estoy seguro de que grandes cosas nos esperan y que tenemos todo para ser dichosos.

 

Y no puedo esperar.



Día Treinta – Tu Canción Favorita Hace Un Año
mayo 15, 2011, 1:44 pm
Filed under: Música | Etiquetas: , , , , ,

Uy pues este día sí está más fácil y no repetitivo como otros días y eso sí me pone feliz. Hace un año, recién escuché “Crystalized” de The xx y me encantó, es maravillosa.

También hace un año, escuchaba por primera vez “Boat Behind” de los Kings Of Convenience (y tengo que decir, el video es buenísimo). Con ellos pasó algo curioso: los escuché alguna vez y como que no era el tiempo para que entraran en mi vida, no digo que no me gustaran, solamente no me llamaron la atención lo suficiente. Después, la primera vez que The Whitest Boy Alive fue a Guadalajara -y le robaran sus lentes- escuché al grupo y me gustó bastante. Yo sabía que el vocalista de TWBA era el mismo de los KOC, pero fué hasta que Rafa puso Boat Behind en un viaje que decidí escucharlos de nuevo. Y no me arrepiento nada.

Metric. Una gran banda que apenas escuché hace un año. Malamente, por que estuvieron en el Motorkr Fest cuando vimos a The Kooks, Flaming Lips (de lo mejor que he visto, ¡en tu cara U2!) y Stone Temple Pilots. Pero no a Metric, malamente. Hasta hace un año, en Cuchara Sónica escuché “Stadium Love” y me convencieron y busqué música de ellos y me enamoré de “Gold Gun Girls” y “Grow Up And Blow Away” que son también canciones fenomenales de ellos.

Por último, Hurts. Es una banda relativamente nueva, inglesa, que es magistral. En lo personal, mi favorita es “Wonderful Life” que es la primera que escuché de ellos.